Insights: Estraegias Simples Para Prevenir El Agotamiento

Prevenir el agotamiento es a menudo una cuestión de desarrollar algunas estrategias simples. Para empezar, aquí hay una mirada más cercana a estas dos condiciones relacionadas, pero diferentes:

  • El estrés es una sensación de que las cosas están fuera de control, de que están pasando demasiadas cosas. Durante los períodos estresantes, es fácil sentirse abrumado. Sin embargo, el estrés es situacional. Cuando la situación mejora, el estrés finalmente desaparece.
  • El agotamiento, por otro lado, es una sensación de agotamiento total: físico, emocional y mental. Es causado por la exposición a largo plazo a situaciones emocionalmente exigentes. Con el agotamiento, te sientes vacío. No tienes nada más para dar. En lugar de sentirte comprometido, estás siguiendo los movimientos. Cada día es un mal día.

Estrategias simples para prevenir el agotamiento:

Reconocer las señales de advertencia
Tomarse el tiempo para sentarse y controlar el estado de ánimo, sentimientos, niveles de energía y patrones de comportamiento. Observar si se han producido cambios en el sueño, hábitos alimentarios y concentración. Al sentirse excesivamente fatigado, agotado física y emocionalmente y perder interés en el trabajo y las actividades que solían traer alegría, estos signos pueden indicar que el estrés crónico y el agotamiento están pasándole factura.

Priorizar el sueño y el cuidado personal
Hacer del autocuidado una prioridad incluye dormir bien, comer una dieta equilibrada y nutritiva, encontrar formas sencillas de mantenerse activo y moverse durante el día, así como comunicarse con amigos, familiares y la comunidad. Establecer hábitos de transición saludables y límites para dejar el trabajo en el trabajo y sentirse más presente y comprometido durante el tiempo personal.

Identificar una práctica diaria para recargarse
Cada día, cree tiempo y espacio para su tranquilidad, descanso, rejuvenecimiento y atención plena. Algunos minutos de ejercicios de meditación de respiración en la mañana, un descanso de yoga al mediodía o una caminata por la tarde mientras escucha música son ejemplos de prácticas diarias sencillas para recargarse.

 

 

Scroll Back to Top
Website Terms & Use Policy